LA DERECHA DEL BALNEARIO SIGUE DANDO BUENOS BAÑOS